Como ya hemos visto, un purificador de aire es la mejor herramienta con la que contamos para limpiar el ambiente. Su sistema de filtrado atrapa como una tela de araña las miles de partículas suspendidas que pueden ser dañinas para nuestro organismo. Las ventajas que nos puede aportar tener un purificador son las siguientes:

1) AMBIENTE MÁS SALUDABLE
Síntomas y enfermedades relacionados con la calidad de este ambiente en interiores:
• Sequedad, picor, escozor, lagrimeo y enrojecimiento de ojos.
• En las vías respiratorias altas: sequedad, picor, escozor, congestión nasal, goteo nasal, estornudos, dolor de garganta.
• En los pulmones: presión torácica, sensación de ahogo, tos seca, bronquitis.
• Enrojecimiento, sequedad, picor generalizado y localizado de la piel.
• Cefalea, debilidad, somnolencia, dificultad para concentrarse, irritabilidad, ansiedad, nauseas, mareo.
• Enfermedades más frecuentes: hipersensibilidad e infecciones como legionelosis, resfriado común y gripe.

2) BENEFICIOSO PARA LOS ALÉRGICOS
Los filtros HEPA, los de alto rendimiento, logran filtrar la gran mayoría de las partículas de pequeño tamaño, como las del polen. Son inferiores a 1 micrón y pueden entrar en los alvéolos.

3) APOYO A LA LIMPIEZA DEL HOGAR
Mantener la casa libre de agentes contaminantes no es cuestión solo de una limpieza general a la semana. Siempre quedan partículas en suspensión que pueden introducirse en nuestro organismo. El trabajo de un purificador de aire se presenta como refuerzo a las tareas domésticas gracias a su constante filtrado del ambiente.

4) QUITA OLORES
En las casas de fumadores, las partículas de humo se quedan suspendidas en el ambiente y luego se transforman en polvo. Como ya hemos visto, los purificadores son unas herramientas magníficas para mejorar la calidad del aire y evitar que esa suciedad nos perjudique la salud.

5) ESPACIOS LIBRES DE MOHO
En una vivienda hay estancias especialmente complicadas en cuanto a la presencia de fuentes contaminantes. Lugares como los sótanos, las cocinas y los baños presentan el riesgo de albergar partículas de moho que son muy perjudiciales para personas con alta sensibilidad alérgica.
Los purificadores de aire que disponen de filtros tipo HEPA son capaces de atrapar estas partículas, presentes sobre todo en las zonas más húmedas del hogar, que tienen un tamaño de entre 5 y 10 micrones.

A la hora de comprar un purificador de aire, el principal objetivo es conseguir un aire sano y libre de partículas contaminantes. Unido a su tamaño, son los principales puntos a tener en cuenta. Además, antes de comprarlo, debes tener en cuenta algunos factores.

Podés consultar precio y stock de los purificadores de aire en nuestra tienda online, hacer la consulta por email o llamando a nuestros teléfonos.