Filtrado de airePodría sorprendernos cuantos factores afectan a la contaminación del aire en los ambientes cerrados y concurridos como en las oficinas, escuelas e incluso en nuestras casas. Estos factores se vuelven más notorios para las personas alérgicas. Por lo que no siempre alcanza con abrir la ventana por un rato para ventilar los contaminantes más comunes que son:

– El polen de los árboles y flores (pueden entrar por las ventanas y nuestra propia ropa)
– El polvo remanente, que escapa de la limpieza periódica.
– El humo del tabaco, es uno de los alérgenos más pequeños.
– El olor y la caspa de las mascotas y los alérgenos de animales enjaulados y cajas de arena.

Un purificador de aire es un dispositivo que puede ayudar a reducir la concentración de contaminación en el aire y, en particular, la exposición a las alergias. Son capaces de limpiar entre el 99% y el 99,97% del aire contaminado de una estancia. Sin duda, tener un purificador de aire es una buena elección para mejorar la calidad de vida.

¿Cómo funcionan los purificadores de aire?

Comprendiendo cómo funcionan los purificadores de aire, conseguirás mejorar la calidad del aire interior.

PROCESO DE FILTRACIÓN EN 4 ETAPAS

Los Purificadores de aire Fellowes®, con su proceso de filtración en 4 etapas, eliminan el 99,97% de los contaminantes del aire tan pequeños como 0.3 micrones contenidos en el aire.

– Filtro de carbono

– Sistema Sanitized®

– Filtro True HEPA

– Tecnología Plasma TRUE™

Beneficios del Filtro de carbono
Los filtros de carbono son tratados con oxígeno que abre millones de pequeños poros en el carbón. Olores, gases y vapores químicos son absorbidos por este. Los filtros de carbón son la primera etapa para purificar el aire.

¿Porqué Sistema Sanitized®?
La tecnología Sanitized®, reduce con eficacia el desarrollo de bacterias, hongos y ácaros del polvo en el filtro de carbono. Esto es importante porque, sin esta tecnología, los microbios pueden instalarse en el filtro y volver a circular en el aire.

Ventajas de los filtros True Hepa
HEPA significa detener eficazmente partículas contenidas en el aire. El filtro HEPA fue utilizado originalmente por la Comisión de energía atómica de Estados Unidos en la década de 1950 para atrapar pequeñas partículas radiactivas. Los filtros HEPA están diseñados para capturar partículas muy pequeñas del aire. La forma de acordeón del filtro aumenta la superficie, lo que le permite capturar muchas más partículas. Como el aire pasa por los filtros, las partículas quedan atrapadas en las fibras del filtro con forma de acordeón. Polvo y esporas de moho, ácaros de polvo, son fácilmente capturados por el filtro HEPA. Es importante tener en cuenta las diferencias entre un verdadero filtro HEPA y otro tipo de filtro de HEPA.

Tecnología PlasmaTRUE™
Los purificadores de aire de Fellowes® también cuentan con el beneficio añadido de la Tecnología PlasmaTRUE™, que elimina de forma segura los contaminantes en el aire a nivel molecular, neutralizando instantáneamente virus y bacterias contenidas en el aire. La tecnología PlasmaTRUE™, genera un “campo de aire de plasma” que mueve libremente las partículas cargadas de electrones e iones positivos. Estas partículas de energía instantáneamente purifican el aire filtrado evitando producir los contaminantes dañinos para la salud.

Contar con un equipo purificador de aire que mejora la calidad del medio ambiente puede ayudar, entre otras ventajas importantes, en gran medida a tener un día a día de mayor calidad, vitalidad y eficiencia en nuestros quehaceres ya que el oxígeno alimenta a todos los órganos del cuerpo.

Si tenés interés en mejorar la calidad de tu ambiente cotidiano y tu calidad de vida, podés leer los factores a tener en cuenta para comprar un purificador o llamanos para asesorarte en la elección de tu equipo ideal.